Qué es Dana?

Enviado por Abhayaka el 21 Abril 2015 (10:21)

Flor en la mano

El acto de dar ennoblece. La persona que da siempre se encontrará en la abundancia. Dar es lo que crea conexión, es lo que forma comunidad. La sociedad se basa en esta capacidad de sus miembros de ser generosos. Es la virtud budista por excelencia. Una sangha sin una práctica de Dana (generosidad) no es una sangha.

Por eso se hace mucho hincapié en la generosidad como práctica en la tradición budista y como cualidad que desarrollar en la comunidad Triratna. De hecho, todo lo que se ve en el Centro Budista de Valencia -las instalaciones, las clases, los cursos y las demás actividades- como en cualquier otro centro de actividad en Triratna, son fruto de miles y miles de actos de generosidad realizados por muchas personas a lo largo de los últimos 25 años de la Orden y la Comunidad Triratna aquí en Valencia. La gente ha dado su dinero, su tiempo, su energía, su inspiración, sus conocimientos... Entre todos hemos creado una comunidad espiritual con mucha vitalidad y creatividad.

Queremos seguir construyendo este núcleo de una nueva sociedad basada en valores diferentes de los de la sociedad que nos rodea. Queremos basarnos en el amor y no en el poder; anhelamos promulgar la visión de una sociedad libre de jerarquías, libre de preocupaciones económicas; la visión de una sociedad que potencia las cualidades y la capacidad de cada uno de crecer y desarrollarse; el potencial  que tiene cada ser humano de liberarse de todo lo que le restringe, le limita y le hace sufrir. Queremos ofrecer una visión budista a la sociedad en la que vivimos. Por tanto, proponemos basar todas nuestras actividades budistas (las clases, los cursos, talleres, etc) en el principio de DANA. ¿Qué es lo que significa? Dicho de forma sencilla significa 'toma lo que necesitas y da lo que puedes'. Es decir, queremos ofrecer todas las actividades de meditación y dharma, ya sean clases, días festivos o  cursos, con el principio de Dana. Nadie cobra nada de estas actividades. Todos ofrecemos libremente nuestro tiempo y energía a estas actividades. A partir de ahora, están abiertas a todo el mundo. Cada uno decide lo que puede aportar. Tú decides lo que quieres ofrecer a cambio. Te damos la iniciativa a ti.